domingo, 17 de febrero de 2013

Calendario religioso romano: Quirinalia -17 de febrero-


Festival en honor a Quirino, que no es otro que Rómulo divinizado –el término exacto para este tipo de transformación de mortal a divinidad es apoteosis-. Según los más antiguos mitos Rómulo “desapareció” un 17 de febrero durante una tormenta repentina que se presupone de origen divino y que le transportó a los cielos. Las malas lenguas, sin embargo, aseguran que fue asesinado por miembros del senado de aquella época remota y que la invención de la tormenta fue una coartada.

Divinización de Rómulo
Este tipo de “trascendencia” divina que parece burlar la muerte es común a ciertas culturas, asociadas a héroes que finalmente quedan vinculados a las divinidades, o como en el caso de Rómulo, se transforman en uno –la escalera de Jacob o el propio Mahoma-. Sin embargo, el caso de Quirino es algo más complejo. Aunque lo que importa en referencia al festival es que se le adoraba como una divinidad antigua, fundadora de la ciudad, y que por ello se le ofrecían sacrificios.

¿Divinidad guerrera sabina, Rómulo divinizado, un aspecto de Jano?
En origen es una divinidad guerrera sabina, pero en tiempos de la República se le asocia tanto a Rómulo como a Jano, en una de las muchas readaptaciones que vivió la religión romana, que nunca fue inmutable, y que contrario a lo que suele creerse, no debe tanto al mito griego. Como autor hago hincapié en ello: los mitos itálicos a menudo eran autóctonos, aunque con el tiempo se les dio un cariz helénico. Es importante indagar un poco para comprender el origen de estas divinidades y sus mitos.

El festival
Desgraciadamente se sabe muy poco del festival, aunque puede decirse que es una parentatio, un festival funerario para honrar a Rómulo. Sí sabemos que debía celebrarse en la colina del Quirinal –collis quirinalis-, antiguo asentamiento de los sabinos. Allí existía un sacellum quirini in colle, un templo, cuya entrada estaba flanqueada por dos mirtos sagrados, uno representando a los plebeyos, y el otro a los patricios.

Se cree que se le ofrecían sacrificios en ese día, sin saber si el festival era muy popular o no, aunque cabe decir que en tiempos del Imperio no era una divinidad célebre, casi olvidada.

Cabe decir que este festival era uno de los más antiguos celebrados por los romanos.

El Flamen Quirinalis
El culto a Quirino estaba liderado por el Flamen Quirinalis, uno de los tres grandes flamines, o sacerdotes, de la religión pública romana, subordinado únicamente al Flamen Dialis y al Martialis.

Este flamen presidía tres festivales, además de la Quirinalia: Consualia, Robigalia y Larentalia. Se le asociaban divinidades como Virites, Hora, Consus, Robigus, Larenta, Jano y el propio Quirino-Rómulo. Todas poco populares –salvo Jano-.