miércoles, 13 de febrero de 2013

Calendario religioso romano: Parentalia -13 al 21 de febrero-


Importante festival en honor a los parientes difuntos, cuya duración es de nueve días, comenzando el 13 de febrero –los idus de ese mes- hasta el 21, cuando se celebra otra festividad relacionada con los antepasados: la Feralia.

Diferentes nombres para un mismo festival
Los romanos emplean distintos nombres para designar esta festividad, siendo el más “oficial” el de Parentalia. Sin embargo, en la literatura o en inscripciones se pueden encontrar cualquiera de ellas.

  • Parentalia
  • Dies parentales
  • Placandis manibus
  • Virgo vestalis parentatis
  • Parentatio tumulorum incipit

Primer día: la parentatio virgo vestalis
Las Parentalia las inaugura una vestal, que acude a la llamada Roca Tarpeya –la cual era una vestal, y por asociación, familiar de todas las vestales-, iniciando lo que sería el culto público para todo el estado romano.

Festival privado –sacra privata-
Pese a su carácter popular y multitudinario debe entenderse que se trata de un festival en principio privado y de índole positivo. No se trata de un festival para aplacar a los espectros y larvas, sino para honrar a los parientes queridos y añorados, difuntos que están en paz con los vivos, “habitando” en sus necrópolis a las afueras de las ciudades, tal y como es habitual en el mundo romano y griego. Asunto sagrado regulado por el ius sacrum con la supervisión de los pontífices y el propio estado romano.

Sacrificios en honor a los difuntos
Durante el festival los parientes visitan las tumbas de sus difuntos, tanto para honrarlos como para comprobar el estado del lugar en que se hallan. Es un sagrado deber del pater familias.
Se realizan libaciones de agua, miel, vino y aceite, además de la sangre de las víctimas sacrificadas –siempre animales de pelaje negro-, además de ofrendas de semillas y harina. Se decora la tumba con flores, habitualmente violetas, mientras se le despide solemnemente –Salve, sancte parens-.
Finalizan almorzando con el difunto, esto quiere decir, en su tumba –debe entenderse que en las cercanías de la misma, junto a ella…-, durante el festín los familiares suelen pedirle que vele por su buena fortuna, salud o que les conceda ciertos favores para la vida cotidiana.
En teoría no pueden asistir al banquete familiares que hayan sido condenados por la justicia o que tengan algún tipo de rencilla grave con otro miembro familiar.

Prohibiciones especiales –entre las Parentalia y las Caristia-
Debido al particular carácter de los diversos festivales llevados a cabo durante la mayor parte de febrero existen diversas prohibiciones o leyes suntuarias. Debe entenderse que es un mes de purificaciones y lustraciones.

  • Los templos deben permanecer cerrados, salvo aquellos en los que se realicen los ritos propios de los festivales de febrero
  • Está prohibido casarse.
  • Los magistrados no pueden llevar sus insignias visibles.

Un poco de historia
Según la leyenda y algunos eruditos romanos el festival fue instituido por Eneas para honrar a Anquises en su funeral, aunque otros dicen que fue el rey Numa.

Aquí un pequeño poema describiendo el rito según un escrito de Virgilio extraído de la gran Eneida (V 77 y siguientes):

“Aquí libando según el rito dos copas de vino puro
las vertió en tierra, dos de leche nueva, dos de sangre consagrada,
y esparce flores purpúreas y esto dice:
Salve, sagrado padre, de nuevo; salve, cenizas en vano
recobradas, y ánimas y sombras paternas”

2 comentarios:

Archimago dijo...

Hola Adrián:

Maravilloso los artículos que estás escribiendo últimamente. Todavía no los he leído en profundidad porque quiero disfrutarlos como se merece.

Esto deberías maquetarlo cuando lo termines y ponerlo todo junto en un documento; y si no lo haces tú, lo voy a hacer yo ;)

Por cierto, aunque ya lo sabrás sin duda, lo comento también para el resto de lusitores: Ovidio tiene una obra llamada Fasti dedicada al calendario Romano, sus leyendas y sus fiestas, aunque por desgracia solo escribió hasta el mes de junio.

Adrián T. Rodríguez dijo...

Ave Lindelion
Poco a poco iré acrecentando este calendario ;). Espero que Júpiter me dé fuerzas, es una labor titánica de documentación. Ya tengo casi tengo febrero entero y me tiene un poco hasta los…, bueno, eso, que Júpiter me ayude. :)

Los Fasti de Ovidio son fuente básica, cierto;). Altamente recomendable tanto por la información que ofrece, como por puro placer literario.

Hombre, lo de la maquetación lo había pensado, pero si te animas a ello, ya sabes, me haces un favor –estos temas informáticos para mí son incomprensible magia-. :(