martes, 31 de mayo de 2011

Lectura recomendada: Legionario (manual no-oficial del soldado romano), de Philip Matyszak

“El manual (no oficial) del soldado romano”, de esta peculiar forma se presenta este libro obra del británico Philip Matyszak, profesor de historia antigua en la universidad de Cambridge.

La obra está redactada desde el personal punto de vista de un veterano soldado de las legiones como si de una completa ayuda se tratase para jóvenes bisoños que aspiran a convertirse en legionarios. Este manual está cuajado de recuadros explicativos extraídos de la literatura bélica romana, con numerosos consejos sobre los diferentes aspectos de la vida castrense y la guerra. La obra incluye dos bloques centrales con ilustraciones y fotos muy útiles para visualizar algunos aspectos del ejército romano.

Además, junto al título que da nombre a los capítulos podemos encontrar una divertida frase en latín relacionada sobre lo que nos versa: convertirnos en expertos soldados (no os preocupéis, la frase viene traducida a pie de página). Y como muestra un botón: conscribe te militem in legionibus, pervagare orben terrarum. inveni terras externas. cognosce miros peregrinos. eviscera eos. (Su traducción: enrólate en las legiones, viaja a lugares lejanos, conoce gente exótica e interesante y descuartízala).

Algo que caracteriza la obra es el humor socarrón y a veces cruel de gran parte de los consejos y comentarios. Personalmente la obra me resultó interesante, útil y en gran medida práctica, pues algunos de los datos que ofrece tengo la sensación de que han sido sopesados técnicamente (cuanto puede cavar un legionario al día, la calidad de unas caligae o la túnica, mantenimiento de la armadura etc.).

A continuación el índice del manual, lo que puede clarificar los temas que trata:

I Alistarse al ejército romano

II Guía de las legiones para los aspirantes a recluta

III Carreras militares alternativas

IV El equipo del legionario

V Entrenamiento, disciplina y jerarquía

VI Gente que quiere matarte

VII La vida en el campamento

VIII En campaña

IX Cómo tomar una ciudad

X En batalla

XI Después de la batalla

Ciertamente es un manual que recomiendo a cualquier lusitor o Iniciador del Arcana Mvndi, especialmente para aquellos que interpreten soldados o jueguen aventuras de corte bélico. Puedo asegurar que enriquecerá este tipo de aventura e interpretación. De lectura amena y divertida (más de una carcajada me ha producido por las ocurrencias del autor). Uno de los imprescindibles para comprender el mundo del legionario romano.

¡Que Bellona y Marte os sean propicios milites!

lunes, 18 de abril de 2011

Reseña de cine: La legión del águila (2011)

No son pocas las películas que recrean el mundo militar romano y sus fronteras, pero pocas lo hacen de una manera decente o mínimanente creíble… pero este film nada pretencioso lo consigue. Será que el director Kevin Macdonald además de filmar películas también hace documentales y comprende lo que significa precisamente eso: documentarse para mostrarnos un más que decente peplum.

La película está basada en la novela “El águila de la novena”, de Rosemary Sutcliff (1954). No he podido leerla, por lo que no puedo opinar sobre su adaptación cinematográfica o la calidad de la obra.

Los protagonistas y un gran secundario

La película nos muestra dos protagonistas que son realmente sus antítesis, tanto de carácter como de naturaleza: un centurión arquetípico en sus valores romanos y un esclavo britano que demostrará ser mucho más de lo que parece (realmente este personaje es más carismático e hilo conductor de lo que acontece).

El centurión Marco Aquila, interpretado por Channing Tatum, vive para restaurar el honor de su padre, el cual desapareció junto a su legión, la IX hispana, en tierras de Caledonia, con la pérdida de sus hombres, pertrechos y el elemento más sagrado de una legión: su águila, estandarte y portador de su genius. Puede parecernos extraño, pero ciertamente los legionarios sentían un respeto religioso por este símbolo. El águila era depositario del honor y existencia de la legión, su gran numen o espíritu protector. Quizás en la película no se explique con detalle, pero aún así se sobreentiende su importancia. Curiosamente, este centurión, heroico a su manera, recibe más palos que un estudiante manifestándose contra el G-20, lo cual hace más divertida la acción y su persona.

El esclavo britano llamado Esca, interpretado por Billie Elli… perdón, por Jamie Bell, es el compañero obligado del centurión. Bien interpretado, el personaje se nos muestra con numerosos matices: reservado, arisco, honorable pero sobre todo astuto. A mi modo de ver, este personaje le da color a la película y es quizás el que más me gusta.

La película goza de un secundario de lujo, Donald Sutherland, en el papel de tío del centurión. Magistral y sencilla interpretación de un anciano romano en su villa del sur de Britania, encarnando la sabiduría, sensatez y socarronería que solo la edad y la experiencia dan.

Viarum fabulam: road movie

La premisa de “La legión” es el movimiento. Ambos personajes protagonistas atraviesan la frontera romana en busca del águila de la legión, adentrándose en las brumas de Caledonia, esta arcaica Escocia, poblada de celtas salvajes y primitivos… y por una vez así se nos muestran. Nada de tartanes ni gaitas. Puede que más de un espectador se halla quedado sorprendido al ver a estos celtas pintados tan poco civilizados, pero es que en aquella época el tiempo y la historia aún no habían penetrado esa feraz región norteña. Incluso podrían haberlos presentado más brutales, primitivos y supersticiosos. Perfecta la introducción del "druida" ataviado como Cernunnos.

Viaje al norte, encuentros y una gran sorpresa que mejor no desvelar en esta reseña sin spoilers. Hay varios elementos y personajes que he preferido no nombrar para no perjudicar a los futuros espectadores del film.

El mito de la legión perdida

La premisa de “La legión del águila” recae sobre la desaparición de la IX hispana en Caledonia, mito historicista que intentaremos desentrañar un poco a continuación. Una curiosidad el que la película recree decentemente el mundo romano pero se equivoque en el núcleo del guión:

Con la IX hispana apareció el mito de "la legión perdida", ya que se creía que este cuerpo de ejército se había adentrado en tierra caledonia y desaparecido sin dejar ningún rastro, posiblemente aniquilada tras una emboscada en algún risco, páramo o barranco. El hecho es que numerosos historiadores lo creían de este modo pues se pierde cualquier referencia sobre la legión cuando estuvo destinada en la frontera britana… pero en realidad solo era eso: faltaban datos. Hoy en día no son pocos los historiadores y expertos que consideran que la legión simplemente fue trasladada a otra provincia fronteriza, la Germania Inferior, y desde aquí al Oriente romano… donde nuevamente se le pierde la pista.

La legión del águila y Arcana Mvndi

Esta interesante película de acción y viajes más allá de la frontera britana puede dar numerosas ideas de aventura o al menos una visión a los lusitores de aquello que pueden encontrarse en esas tierras pérdidas.

Curiosamente, la aventura que he escrito “La centuria de los hispanos” se desarrolla en la frontera britana, donde los personajes tendrán que realizar una incursión de castigo en tierra caledonia. Algunos elementos con la película son coincidentes aunque no idénticos. El día que se publique recomiendo a los lusitores ver la película y después jugar… para entrar en ambiente. (De hecho, ahora que estoy jugando esta aventura con mis lusitores estos sonríen al comentar que ven coincidencias con la película... lo único que puedo decir es que la aventura la terminé de escribir antes de ver "La legión".)

Conclusión, vale la pena ver "La legión del águila", donde podremos disfrutar de la aventura vivida por la pareja de protagonistas, los cuales visitarán una región "exótica" y feraz, como era la Escocia de aquellos tiempos, y a la vez ver una recreación decente de la frontera romana.

¡Que los manes guerreros os sean propicios lusitores!

Reseña sobre el Arcana Mvndi en la revista Desperta Ferro

A principios de enero publiqué una entrada recomendando una nueva revista de temática histórica, se trata de Desperta Ferro. Gracias a la mediación de un amigo (Fer, de Área 51 comics) me puse en contacto con Javier Gómez, uno de los responsables de la revista. Me propuso editar una reseña del Arcana en su revista, interesado por su temática histórica y posibilidades educativas. Al fin y al cabo, el juego recrea el mundo romano, aunque siempre desde una óptica lúdica y rolera.

La verdad, poder redactar una reseña en una revista como Desperta Ferro, cuya calidad es sobresaliente, es una oportunidad que no dejé pasar. Por ello, en el número 4, dedicado a “Los sitios de Constantinopla”, podréis encontrar una reseña del Arcana en su sección de juegos de tablero. Agradezco a Javier el interés que ha puesto en el asunto y el poder ver el Arcana entre tan ilustres páginas.

Además, en este número se detalla el asedio que llevó a cabo Septimio Severo contra Bizancio en la guerra civil, de la mano de Julio Rodríguez Gonzáles. Un terrible episodio histórico pero que da muchísimo juego para una aventura bélica para el Arcana. Este artículo combinado con lo que ofrece el historiador Herodiano en su libro “Historia del Imperio romano” nos ofrece cantidad de información para dramatizar este asedio de una forma horriblemente realista.

¡Que los manes guerreros y Fortuna sean propicios a Desperta Ferro y a todos aquellos que la hacen posible!


sábado, 5 de marzo de 2011

Nueva ayuda desde la Fortaleza de Manpang: latín para roleros

De la mano de maese Lindelion nos llega una somera y práctica clase magistral sobre la utilización del latín (acento y número), especificando además la pronunciación latina clásica, la que más interesa en Arcana Mvndi: Latín para roleros. También detalla la pronunciación en época medieval, de interés para los jugadores del nuevo Aquelarre editado por NSR.

A lo largo del juego se pueden leer multitud de términos en latín, los cuales solemos pronunciar en castellano. Nada de malo hay en esto, pero ahora los jugadores tienen una herramienta sencilla y muy práctica para pronunciar estas palabras lo más parecido posible ha como lo haría un romano de su época: un apoyo a la ambientación que aporta realismo y diversión.

Seguro que más de uno quedará sorprendido al pronunciar algunas palabras al ver la gran diferencia que existe entre la pronunciación española y la latina. Lindelion nos muestra algunos ejemplos que son realmente ilustrativos al respecto. Desde Arcana Mvndi, gracias maese por estas aportaciones lúdicas y didácticas.

lunes, 31 de enero de 2011

Familias romanas: la gens albina


En Arcana Mvndi esta es una de las siete familias que conforman el llamado Septemviratus, el cual controla y arbitra el culto a Júpiter. Aquí vamos a detallar un poco más la naturaleza de esta gens.


Diferentes formas de trascribir el nombre albinus

Entre los romanos no está tan claro el origen y forma del nombre albinus, ya que se considera antiguo y mutable. Las formas admitidas son albus, albinus, albanus y albenus.

Praenomenina y cognomina utilizados por los postumii y albini
Durante la república romana los más utilizados fueron Aulo y Spurio, con gran diferencia respecto a Lucio o Publio. Ya en el Imperio se incorporaron Gayo, Gneo y Tito. Los albini pueden utilizar como cognomen los siguientes apelativos: Regillense, Pyrgensis, Tempsanus y Tympanus.

El origen de la familia
En realidad la gens albina forma parte de una familia patricia mucho mayor y de gran antigüedad, la gens postumia, la cual fue célebre y poderosa en tiempos de la República, siendo de origen sabino (que además de los albini incluye a los megellus y a los tubertus, por lo que son en realidad tres familias que conforman otra mayor).

Con el tiempo los albino se han distinguido por su propio nombre, llegando a ser una familia en si misma sin abandonar sus orígenes y considerada la rama de los postumii más importante, célebre y respetada. De hecho, entre los teúrgos albini se considera un privilegio el incluir el nombre postumio al propio. Nadie tiene potestad teórica para concederlo como un título o revocarlo como un castigo, pero el pater familias puede sugerir a un miembro de la gens que lo incluya en su nombre o al contrario, que lo elimine en una damnatio memoriae (lo que significa que debe borrarlo de todo lugar, tanto códices como estatuas o cualquier otro elemento).

El precursor: Aulo Postumio Albo Regilense
Es considerado por la gens albina su iniciador, su principal precursor y el primer teúrgo de la familia (en latín su nombre es: Aulus Postumius Albus Regillensis). Por ello existen bustos de este arcaico general en las casas de numerosos albini, aunque debido a la antigüedad del mismo casi ninguno se parece al otro (no son pocas las disputas sobre la veracidad de estos bustos y el rostro que representan).

Postumio fue cónsul y dictador entre los años 498 o 496 a. C., en la joven república, lo que demuestra la autoridad y riqueza de esta familia desde aquella época y la influencia y buen hacer de este albinus. Encargado de la guerra contra los latinos, en una contienda crucial para la supervivencia de Roma, los derrotó en la gran batalla del Lago Regilo, pocas millas al sudeste de Roma (de donde adquirió su título Regillensis y que solo los albini pueden llevar; aunque también se comenta que no se trata de un título obtenido en la guerra, sino que indica su lugar de residencia, ya que el lago fue desecado al siglo siguiente y poblada la zona con villas y cultivos).

Se dice que en la batalla aparecieron los dioses Castor y Pólux, los llamados Dioscuros, hijos de Zeus (en el caso romanos Júpiter), los cuales lucharon a favor de los romanos, ya que Postumio les había solicitado su ayuda en la batalla. Al obtenerla Postumio les dedicó un templo en el foro romano (en realidad fue su hijo el que lo hizo). Este será un hecho básico en el imaginario y orgullo de los albini, los cuales se consideran bendecidos por estas deidades.

Dioses protectores de los albini
Esta familia tiene como dioses principales a los llamados Dioscuros (que significa “hijos de Zeus”), Castor y Pólux, excelentes combatientes, jinetes y pugilistas. Además, veneran especialmente a Diana. En sus monedas conmemorativas (invariablemente de plata) y siempre que tienen ocasión dedican imágenes con la efigie de esta diosa, de los Dioscuros o el que es su símbolo principal: tres jinetes juntos pisoteando a un soldado caído.

Por ello se cree que los albini recibieron diversos regalos de estas deidades a lo largo de los siglos, lo que incluye solicitar su ayuda si la necesitan con verdadera urgencia.

Respecto a Diana y su culto, se sabe que mantuvieron excelentes relaciones con las devotas de esta deidad hasta que se enfriaron tras la creación del Pacto Secreto. Sin embargo, no son pocos los que consideran que simplemente los albini han ocultado las relaciones teúrgicas y de amistad que tenían con ellas.

¿Cuándo desapareció su ímpetu guerrero?
Es asunto complejo el conocer lo que hay de cierto en esto. Tras la desaparición de la República, esta gens perdió el interés por la guerra, dedicándose más a otros asuntos académicos, actuando desde la discreción en política. Algunos dicen que ya desde hacía tiempo arrastraban ciertas complicaciones derivadas de un problema con el culto a Baco/Dionisos, así como la desgracia acontecida entre ellos tras diversas guerras mantenidas contra los lusitanos (no se sabe muy bien pero fue algo relacionado con los adoradores de un dios de naturaleza infernal llamado Endovélico).

La mayoría de los teúrgos de la gens se retiraron a Hispania a lo largo de los años, convirtiéndola en su segundo hogar (ya que Roma nunca dejará de ser el primero). Sus ciudades principales son Toletum, Itálica y Tarraco, aunque poseen numerosas villas en la Bética y el levante hispano.

Secretos del Pacto
La gens albina es conocida en el Pacto por su dedicación al conocimiento más variado, siendo grandes recopiladores de códices y papiros, así como de obras de arte griego arcaico y helenístico. Es un hecho que muchos son tratantes de arte, compradores empedernidos y coleccionistas de raras piezas. Otros cultos consideran que esta familia debe poseer numerosos objetos de poder y libros ocultos recopilados tras casi dos siglos de búsqueda a lo largo del Imperio… ya que nadie duda que muchas de estas supuestas obras de arte y códices variados son en realidad elementos vinculados al mundo religioso y sobrenatural. Por ejemplo, se sabe que poseen estatuas a los Dioscuros de una antigüedad inimaginable, así como diversas estelas de la época de Minos y papiros egipcios realmente arcaicos.

Espero lusitores que esta pequeña ayuda sirva para ahondar un poco más en esta familia y el Pacto Secreto.

lunes, 24 de enero de 2011

Curiosidades de la antigüedad: el “taxímetro”

Cuando hacemos uso de un taxi la única forma de establecer cuanto debemos pagar por el recorrido realizado es el taxímetro (al menos en la mayoría de los lugares). Este problema es tan antiguo como la utilización de vehículos privados para transportar pasajeros. ¿Cuánto pagar por los diferentes recorridos? No son pocas las veces que no se llegaba a un acuerdo satisfactorio, pues los forasteros nunca se fiaban de los carreteros, siempre prestos a engañar a los que desconocían los lugares que visitaban.

Fenicios y egipcios
Este problema fue primero solventado por los fenicios hace ya 4.000 años, los cuales utilizaban un sencillo sistema: empleaban un reloj de arena comprobado por las autoridades pertinentes. Pero los egipcios fueron un poco más lejos. Disponían una rueda dentada conectada a las ruedas del vehículo, moviéndose a medida que se desplazaba el vehículo. Esta rueda dentada tenía diferentes huecos y en ellos bolitas de diferentes colores que caían en una caja. Según el número de bolitas se pagaba la carrera.

El hodómetro de Alejandría
Los griegos de la ciudad greco-egipcia de Alejandría, como no podía ser de otra forma, perfeccionaron sobremanera el “taxímetro”, el cual se llamaba hodómetro (o medidor de caminos). Este ingenioso sistema conectaba directamente con el eje del vehículo. Por medio de varias ruedas dentadas y tornillos finalizaba en una aguja situada sobre una rueda indicadora. Solo había que fijarse en el recorrido de la aguja en esta rueda, desde el principio de la carrera hasta su finalización. No había peligro de que diese una vuelta completa, ya que esta rueda podía indicar fácilmente un recorrido de hasta 20.000 millas. Por ello, para calcular el recorrido debía restarse el número final de la carrera con el que tenía al tomar el “taxi”.

Existe cierta controversia sobre el inventor del hodómetro, ya que algunos apuntan a Arquímedes de Siracusa y otros a Herón de Alejandría (ambos vivieron en esta última ciudad, por lo que se considera que se inventó en Alejandría.

El romano Vitrubio perfecciona el hodómetro
Aunque otros autores nombran el hodómetro, como Plinio el viejo o Estrabón, es el arquitecto y constructor de máquinas Vitrubio el que se encarga de perfeccionar este aparato, ya que combinaba el hodómetro con el sistema egipcio de bolitas con algunas variantes.

Las bolitas estaban colocadas en diversas oquedades circulares dispuestas en una de las ruedas posteriores. Cada cierto recorrido una de las bolitas se deslizaba por un tubo hasta una caja metálica de forma que cada bola al caer hacía cierto ruido. El pasajero podía oír perfectamente la caída de cada bola facilitando el cálculo del importe de la carrera en cada momento.

Más adelante un militar romano, del que desgraciadamente no nos ha llegado su nombre, cambió el sistema de la aguja indicadora del hodómetro. Creó un disco numerado que cada ciertas revoluciones se desplazaba indicando con un número la distancia recorrida en una ventanilla con tal precisión que cada diez cambios pasaba al siguiente orden de unidades, lo que se conoce como “arrastre por decenas”. Además, tenía la facilidad de ponerse a cero cada nuevo viaje.

Este sistema se utilizaba por las virtudes de su precisión para medir las calzadas y la distancia entre las diferentes poblaciones, facilitando la elaboración de mapas.

No dejéis lusitores que vuestro Iniciador os estafe cuando vuestros personajes alquilen un vehículo privado a estos adoradores de Laverna.

domingo, 16 de enero de 2011

Ayuda para el combate desde La Fortaleza de Manpang


Como bien nos tiene acostumbrado Lindelion desde su fortaleza digital (e intelectual) nos brinda una ayuda para Arcana Mvndi. Una excelente y práctica recopilación de los diferentes parámetros y variables del combate en Arcana. Expuestos en una tabla que hará la resolución más clara y sencilla, especialmente cuando sean varios los combatientes por parte del Iniciador; o incluso cuando el personaje disponga de varios ayudantes o combatientes a su cargo u órdenes. Una hoja que simplifica turno a turno los acontecimientos bélicos, con la inclusión de aquellas cualidades y dominatus que afecten el combate. Aquí tenéis el enlace: Tablas de combate para Arcana Mvndi.
El documento consta de nueve páginas, la mayoría de ellas explicativas de las tres tablas finales que resumen el combate. Por lo tanto, con imprimir las tablas y comprenderlas se tiene una gran ayuda. Realmente práctica y útil; la emplearé con mis lusitores cuando haga la prueba de juego de la aventura “La centuria de los hispanos”. La verdad es que me viene de perlas pues esta aventura es de corte bélico y los combates son abundantes. Como siempre, gracias Lindelion por esta excelente ayuda que tu esfuerzo y tiempo te habrá llevado. ¡Sinceramente que Dea Fortuna y Venus te sean propicias, magíster! No dejarás de sorprenderme.

lunes, 10 de enero de 2011

Curiosidades del mundo antiguo: el ascensor de Nerón

Este moderno e imprescindible artilugio mecánico, el ascensor, en realidad no es producto de la ingeniería actual. Nada más lejos. Ya en tiempos remotos se utilizaba, siendo explicada su construcción e utilización en el mundo griego por el gran Arquímedes y en Roma por el arquitecto Vitrubio (quedan aún restos arqueológicos que demuestran la existencia de estos ascensores).

Su origen se remonta a la minería por motivos puramente prácticos. Para conectar las galerías subterráneas con los pozos de conducción hacia el exterior se utilizaban canastas más o menos elaboradas, de variado tamaño y calidad, que unidas con cuerdas de cáñamo y ayudadas de poleas, empleaban como fuerza motriz el esfuerzo de los esclavos. Con estos ascensores primitivos se subían tanto los minerales como a los hombres empleados en el trabajo. Igualmente, se utilizaban en la construcción de edificios para poder elevar grandes cargas y materiales para la edificación. Se utilizaban también aunque muy primitivos en las canteras de Siracusa, las cuales eran una gran prisión.

De momento, tenemos un ascensor realmente básico… hasta Nerón. Tras el incendio de Roma durante su principado, este emperador hace edificar la gran Domus Aurea, una gran obra que incluía desde palacios hasta un lago (lugar que posteriormente sirvió para edificar el conocido Coliseo, o más correctamente, Anfiteatro Flavio).

La Domus Aurea fue la ególatra y magnífica materialización de las excentricidades de Nerón, y entre ellas estaba su ascensor. La cabina estaba fabricada en madera de sándalo, madera perfumada de gran calidad y precio, estando ricamente decorada. Encajonada en un habitáculo con capacidad para dos o tres personas. Fuertes cables se encargaban de su elevación, así como poleas y un cabrestante, moviéndose entre cuatro carriles macizos. Incluso disponía de un sistema de seguridad, sencillo pero efectivo (Nerón siempre temía un sabotaje del ascensor). Se trataba de un cojín de cuero de más de un metro de espesor en la parte inferior de la caja del ascensor. Además, las paredes de la parte baja de esta caja se estrechaban gradualmente, parando el ascensor sin gran violencia si fallaban los cables. Para su elevación se disponían cuatro esclavos en muy buena forma, ya que tenían que salvar una altura que podía superar los veinte metros. Los esclavos empleaban una cuerda coloreada en diferentes puntos de la misma, de esta forma se indicaban los metros subidos y en que piso detenerse. ¿Cómo sabían cuando subir o bajar el ascensor? Para ello tenía instalada una campanilla que hacía sonar Nerón. Una maravilla moderna en el mundo antiguo.

Pero el ascensor no murió con Nerón, no fueron pocos los que adoptaron tal excentricidad para sus casas. Obviamente, solo los más pudientes podían permitírselo, aunque algunas insulae (los altos edificios de apartamentos de Roma y otras grandes ciudades) también los utilizaban.

Pero donde fructificaron fueron en los anfiteatros por dos motivos diferentes (en el Coliseo se han descubierto un total de doce). Una serie de ascensores se utilizaron para subir a los gladiadores, otros combatientes e incluso a las fieras, en diferentes partes de la arena. Era más práctico que las rampas situadas en los extremos de los anfiteatros, creando además cierto efecto, pues los espectadores veían a sus ídolos y bestias salir en la misma arena. El otro motivo era mover los diferentes decorados que se utilizaban en los anfiteatros, decorados temáticos la mayoría de los casos. Se ahorraba tiempo, dinero y esfuerzo, ya que todo surgía en la arena, desplazándose previamente por túneles.

Ascensores en Arcana Mvndi
Iniciador, como puedes ver en tus aventuras puedes emplear ascensores en las ricas casas de los más excéntricos, en los anfiteatros, en unas pocas insulae, e incluso en otros edificios públicos. Posiblemente no sean pocos los mulciberi que dispongan de ellos por puro divertimento.

Utilizando el ascensor en las aventuras
  • Ascensor oculto: puedes incluir para una escena en una aventura un ascensor secreto, oculto tras un panel de madera, y de esta forma desplazar a un adversario sin ser visto… aunque se le puede oír. Este se mueve utilizando una cuerda interior en la propia cabina. Gracias a un mecanismo de poleas puede moverse sin gran esfuerzo, pero estas pueden hacer cierto ruido, por lo que debe desplazarse con cierta lentitud. Los personajes deben descubrir de donde procede el ruido de cuerdas.

  • Ascensor pequeño: otra idea sería emplear ascensores de reducidas dimensiones como vehículo de un excéntrico malvado para llevar a cabo sus maquinaciones. Por ejemplo, para transportar a una habitación de invitados animales venenosos, como una araña, escorpiones o serpientes, y de esta forma atacar a sus adversarios.

  • Montacargas: un ilusionista de prestigio prepara una sala especial para realizar sus trucos y de esta forma impresionar a los pudientes de la época. Bajo la sala ha dispuesto varios montacargas. Cada uno de ellos ya está preparado con diversos escenarios, estatuas e incluso con bailarinas y gladiadores. El espectáculo consiste en subir los montacargas en los momentos adecuados del espectáculo. El ilusionista ha preparado la sala con poca luz y otros efectos visuales para dar mayor efecto.

  • Ascensor maldito: y si deseas emular las típicas películas de terror, podrías considerar que un antiguo ascensor está maldito pues su anterior dueño murió en su interior en raras circunstancias. Ideal para una tarde de extravagancias y rarezas.

Iniciador, espero que estas ideas te sean útiles en alguna aventura, o que al menos esta entrada te haya sorprendido.

lunes, 3 de enero de 2011

Altamente recomendada: Desperta Ferro


Hace ya unos meses un amigo librero (Fernando, de Área 51, en Las Palmas), me mostró una nueva revista de temática histórica. En ella se explican con detalle diferentes temas de índole bélica, aunque la propia revista se explica mejor en el sobrenombre de la portada: “Historia militar y política de la Antigüedad y el Medievo”.
La revista tiene numerosas virtudes, y que decir que es perfecta para Arcana Mvndi, aunque cualquier jugador que guste de la Antigüedad o la Edad Media saldrá sumamente satisfecho; y obviamente, cualquier interesado en historia la disfrutará con creces pues no desilusiona su lectura, sino todo lo contrario. La revista es todo un descubrimiento (y puedo confesar que espero cada número con sana impaciencia).

Y como muestra un botón. En la propia revista tienes a tu disposición un artículo gratuito (con sus ilustraciones habituales): Los campos cataláunicos.

Ilustraciones
Desperta Ferro goza de unas ilustraciones magníficas (las portadas son en sí mismas una obra de arte), aunque lo que me hipnotizan de ellas son su fiel retrato de lo que se muestra. Fiabilidad histórica y arqueológica. Una maravilla para el que esté interesado en comprender la realidad bélica de cada época. Mi agradecimiento a los ilustradores Dionisio Álvarez Cueto, José Daniel Cabrera Peña y Ángel García Pinto, por el trabajo realizado y el esfuerzo invertido (que no será poco).

Números temáticos
Cada revista tiende a ser temática, por ejemplo, el primer número explica diferentes puntos relacionados con la decadencia y caída de mi querido imperio romano; el segundo número detalla el mundo bélico celta y su visión desde el mundo grecorromano; el tercero nos muestra el mundo bélico escandinavo y a los malditos vikingos; el cuarto recrea los distintos asedios que ha sufrido la ciudad de Constantinopla (incluyendo el asedio de la ciudad de Bizancio por Septimio Severo en la guerra civil de los cinco emperadores); etc.

Artículos y reseñas
Los artículos están bien trabajados, comprensibles para cualquier profano, bien surtidos de fotos y dibujos explicativos. La diversidad de los artículos en cada revista, relacionados con un tema central, los hace aún más interesantes y útiles a la hora de entender con cierta profundidad la época tratada. Algunos artículos son muy curiosos ya que explican detalles poco conocidos de las tácticas o el armamento de la época (como ejemplos, la plumbata o la entrevista a Frank Mathieu). En Desperta Ferro también podréis encontrar interesantes reseñas de libros y juegos relacionados con la temática de la revista.

Mapas detallados
Y lo que para mí es importantísimo para comprender lo que se explica: unos mapas que son una delicia. Confieso que le doy gran importancia a estos, pero son clave desde mi punto de vista para poder saber lo que ocurre en las diferentes épocas, y Desperta Ferro cuida cada uno de ellos con tal mimo que me parecen pequeñas joyas. Por ejemplo, el que aparece en el primer número detallando los datos militares de Notitia Dignitatum es simplemente espectacular. Solo queda felicitar a Carlos de la Rocha y a R. Álvarez.

Para finalizar, felicitar a todos los que hacen posible la existencia de esta revista española. ¡Que Fortuna, Marte y Bellona os sean propicios! Aquí tenéis su enlace: Desperta Ferro Ediciones.