miércoles, 9 de enero de 2013

Calendario religioso romano: Agonium Iani -9 de enero-



Antiguo festival instituido por Numa Pompilio -según algunos historiadores romanos-, en el que se sacrifica un carnero en honor a Jano, dios de las puertas y los comienzos –entre otras cosas-, para propiciar su favor. El animal es sacrificado en la Regia –adyacente al Foro y final de la Via Sacra-, morada de los expulsados y desterrados reyes romanos, a manos del Rex Sacrorum, uno de los más importantes sacerdotes romanos, escogido entre los senadores. Este sacerdote solo realiza sacrificios que afectan al Estado romano como un todo.
Este tipo de festival sacrificial tiene gran importancia para el Estado, pero escasa repercusión entre la plebe, ya que no goza de banquete público y demás parabienes.

Colina Agona
Al parecer los primeros sacrificios en su honor se realizaban en la colina Quirinal, que recibía el nombre de Colina Agona –Collis Agonus-, junto a la Puerta Agonensis, trasladado a la Regia en un momento indeterminado. Algunos anticuarios romanos estiman que la Regia en aquellos primeros tiempos estaba situada en el Quirinal, siendo trasladada posteriormente.

“Agonium”
El nombre del festival, Agonium, es un misterio incluso para los romanos, tal y como relata Ovidio en sus Fasti I (316-334), aunque sus posibles acepciones dan pistas sobre su naturaleza sacrificial:
“Añade cuatro días a las nonas contados en orden y habrá que expiar a Jano en el amanecer Agonal. La causa del nombre puede ser el oficiante con la túnica arremangada, por cuya herida a la víctima cae ésta en honor de los dioses: cuando va a teñir de sangre caliente el cuchillo que tiene agarrado, pregunta siempre: «agone?» -¿Actúo?-, y no actúa sino cuando le dan la orden. Unos piensan que el día tiene el nombre de agonal por la acción de «acarrear», ya que los ganados no vienen sino que son «acarreados». Otros creen que a esta fiesta la llamaban los antiguos Agnalia –de «cordera»; de donde: «Fiesta de las corderas»-, de forma que se le habría quitado una letra en el lugar correspondiente. ¿O bien, porque la víctima siente miedo de los cuchillos que ve antes en el agua, se trasladó al día el apelativo de la agonía del animal? También cabe que el día tomase un nombre griego de los juegos que se celebran en etapas anteriores. Y es que la lengua antigua llamaba a la res agonia. Esta última razón es a mi juicio la verdadera. Y aunque no es segura, igualmente el Rex Sacrorum debe aplacar a los númenes con la pareja de una oveja lanuda.”

Este festival también es conocido como Agonalia.

No hay comentarios: