lunes, 17 de abril de 2017

Calendario religioso romano: Ludi Plebeii –del 4 al 17 de noviembre-

Localización del Circo Flaminio en el Campo de Marte

Juegos en honor de Júpiter organizados por los ediles de la plebe, siendo el reverso plebeyo de los ludi romani de septiembre.

Origen
Se desconoce cuándo comenzaron, aunque se tiene información de los mismos desde el 220 a. C., posiblemente para contentar a la plebe, siendo similares a los grandes ludi romani. Por ello están organizados por los ediles de la plebe, siendo una forma de contentar al pueblo y darle notoriedad.
Según algunos autores su origen se remonta a la época regia de Roma; otros, sin embargo, la retrasan hasta la república. Es posible que los plebeyos lo celebrasen de un modo un tanto informal –un único día, el 13-, hasta añadirse a los calendarios oficiales y públicos en el 220 a. C., ampliando los días poco a poco.

El circus de los plebeyos
Se celebran en el Circo Flaminio, en el extremo meridional del Campo de Marte, muy cerca del Tíber, siendo algo singular; lo más habitual en este tipo de ludi es organizarlos en el Circo Máximo. Pero el hecho de que el circo fuese inaugurado por un plebeyo, el censor Gayo Flaminio Nepos en el 220 a. C., es determinante: hasta los plebeyos tienen su orgullo, siempre ávidos y sensibles con su libertad política –en contrapunto al poder de los patricios u honestiores-. Los únicos juegos que comparten este circo son los ludi taurii quinquenales.
Los ediles plebeyos son los encargados del mantenimiento de los edificios públicos y de la organización de algunos festivales y juegos, como estos ludi plebeii, siendo representantes políticos de los plebeyos y garantes, en teoría, de su voz, autoridad y voluntad.
Desgraciadamente para los plebeyos, a lo largo del imperio el Circo Flaminio verá disminuir su longitud: de los originales quinientos metros aprox., terminará con unos trescientos. Además, se trata de una estructura sencilla, en nada comparable al Circo Máximo. En tiempos de Domiciano es un terreno llano utilizado como mercado y desalojado para celebrar los ludi. Posteriormente, se edificará una estructura más sólida y permanente.

Nota del autor: también es posible que el autor Valerio Máximo se equivoque, y estos ludi se celebrasen en el Circo Máximo. ¡Que los dioses sean benévolos si existe tal equívoco!

¿Cómo se organizan estos juegos?
No tenemos mucha información al respecto, pero al ser similares a los ludi romani, aunque no tan magníficos, comenzarían con una procesión, con un sacrificio posterior en honor a Júpiter, culminando con los juegos circenses –aunque existe discrepancia, al no disponer el Circo Flaminio de infraestructuras para carreras de carros; quizás se trataba de carreras de caballos, aunque esto es inusual en el mundo romano-.
Es muy posible que estos ludi incluyan combates de luchadores y pugilistas, así como ludi scaenici, juegos gladiatorios; y quizás competiciones atléticas. El día 13, de forma idéntica a los ludi romani, se celebra un epulum Jovis, un banquete público en honor a Júpiter.

Nota del autor: la forma más sencilla de entender estos ludi es imaginarlos como unos ludi romani más austeros, con menor pompa, pero muy vivos, siendo la encarnación de la voluntad y libertad de los plebeyos tras los conflictos que se vivieron en tiempos de la República, época de grandes tensiones sociales y económicas.

No hay comentarios: