miércoles, 22 de enero de 2014

El libellus lusitorum: próximo complemento del Arcana Mvndi (Primera parte)


Crear, idear, describir y culminar complementos, del tipo que sean, para Arcana Mvndi es una tarea que me resulta apasionante. Dar vida a la civilización que es, junto a la griega, la base de nuestra cultura occidental es un compromiso y una responsabilidad. ¡Pero es un reto que cojo con valentía y orgullo! Con cada complemento como si de una pieza de tesera fuese, espero ir formando una imagen de aquella civilización, para terminar mostrando un gigantesco mosaico de Roma.

En este caso me gustaría describir un poco el próximo complemento del Arcana Mvndi, centrándome en el libellus lusitorum más que en el contenido de la pantalla en sí. El libellus está dividido en dos secciones, en la primera se describen los animi natura, y en la segunda los historiales, pero mejor no adelantar explicaciones.

Civites, ciudadanos del Imperio
Tras cierto tiempo jugando al Arcana y leyendo las diversas opiniones de los lusitores por los diferentes foros me percaté de la diferencia de dinamismo entre los tres tipos de personajes base que pueden escogerse: teúrgos, héroes y civites. Los dos primeros disponen de sus capacidades únicas y especiales, algo de lo que carecían los civites, al menos en principio.

Por motivos obvios de coherencia y ambientación los teúrgos y los héroes disponen a su alcance de poderes asociados a lo que son: sacerdotes de los cultos grecolatinos, y humanos bendecidos por los dioses, respectivamente. Sin embargo, los civites, ciudadanos del imperio, en principio no poseen nada que les haga “especiales” o diferentes; y esto es algo que los lusitores me hicieron ver en los foros.

Durante cierto tiempo pensé como compensar lo que podría considerarse una injusta descompensación de capacidades y posibilidades entre tipos de personajes, y de este modo ideé la forma de hacer especiales a los civites, incluso en comparación con otros ciudadanos del Imperio y no quedar fuera de la ambientación, que para mí es primordial. Y la herramienta perfecta son los animi natura.

Animi natura
Los romanos siempre han considerado la voluntad y la fuerza de carácter como fuentes básicas de su existencia y personalidad, asociadas al genius mismo. Leí sobre este tema, especialmente a varios autores clásicos –que son la mejor fuente sobre cómo y qué pensaban estos locos romanos y griegos-, y determiné que la fuerza del carácter sería lo que definiría a los civites.

Así, los teúrgos se definen por su vocación religiosa hacia los dioses; los héroes nacen bendecidos por las divinidades; y los civites destacan por su excepcional carácter, que sobresalen del resto de los mortales.

Cada civite posee un rasgo de carácter diferente –descrito en las páginas 28 y 29 de Arcana Mvndi Edición integral-, y por medio de este, se manifiestan su “animi natura”, su fuerza de voluntad.

Cada rasgo de carácter puede llegar a desarrollar cinco animi natura, que son muy diferentes entre sí. Algunos otorgan capacidades directas –como suma en tiradas-, pero otros son más complejos, afectando la narración directamente, a pesar del Iniciador.

La mejor forma de comprender su uso y naturaleza es mostrando algunos ejemplos:

Rasgo de carácter: Bélico
Audaces Fortuna iuvat (*)
“¡Maldita sea! Estoy harto de estos combates de uno contra tres. ¡Malditos y cobardes germanos! ¡Esta noche dejaréis viudas y huérfanos!”

Cada combate puede ser el último. Esto te ha curtido sobremanera. No se trata de sentir miedo a la muerte, sino de hacer lo que tiene que hacerse, aunque en ocasiones se trate de algo temerario y una locura apta solo para los más audaces, como tú.

  • Ludo alea: puedes utilizar este anima natura solo cuando el combate te sea claramente desfavorable, ya sea porque te superan en número o el enemigo es visiblemente superior en sus habilidades combativas. En ese momento comienza la “audacia”. Por cada punto invertido de carácter aumentas en un punto las cualidades de combate del personaje: maniobra, ataque, defensa, daño y tiradas de rendimiento. La “audacia” dura todo un combate.


  • Nota para el Iniciador: este anima natura no hace que el personaje tenga más “maniobra, ataque o daño real”, se trata de un recurso narrativo para simular la forma que tiene de arriesgarse y moverse en el combate. Siempre al límite.


Rasgo de carácter: Bienhechor
¡Justo lo que necesitaba! (*)
“Cuando desperté en aquella maldita y oscura celda, pude encontrar en mi ropa una hoja de metal que me serviría como cuchillo: extraño, pues no me pertenecía, alguien lo habría puesto en mis vestiduras. Con esto sobreviviría y tendría una oportunidad de escape cuando llegase el guardia.”

Tu misión en la vida es velar por aquellos que consideras se lo merecen –lo cual puede ser muy variado según sea tu moral-. Por ello parte de tu tiempo y esfuerzo lo dedicas a proteger y ayudar dentro de tus posibilidades a estas personas. Siempre estás ideando como ofrecer pequeñas ayudas y triquiñuelas.

  • Ludo alea: por cada punto invertido tu personaje ha dispuesto algún tipo de ayuda para él mismo o sus allegados, como un puñal escondido, una puerta abierta, una información necesaria, un centinela que se entretiene… La inversión en puntos determina lo valioso y útil de la ayuda.


  • Nota para el Iniciador: este anima natura determina como el bienhechor puede echar una mano incluso de forma retroactiva. El lusitor debe ser ingenioso con respecto a la ayuda ya que debe determinar el qué y el cómo, ya que ambos deben ser posibles. Por ejemplo, un personaje logra escapar de un lugar aislado y nadie se había preocupado de pensar el siguiente paso del plan. El lusitor-bienhechor invierte tres puntos y la ayuda se “materializa” en un caballo que está escondido. Perfecto para que los captores no alcancen al personaje. Pero debe tenerse en cuenta si el bienhechor en realidad podría realizar tal acción, ¿Cómo consiguió el caballo? Debe interpretarse la acción, o al menos el lusitor debe explicar como lo consiguió.


Rasgo de carácter: Épico
Ego, ego, ego…
“Mi persona es importante, no por mí mismo, sino por lo que sé que haré en el futuro. Mi destino debe cumplirse, sea el que sea. Confío en los dioses, y lo que es más importante, confío en mí.”

Muchos dicen que te das mayor importancia de la que tienes realmente… ¿pero que sabrán ellos? Tú eres el centro de un vasto universo que tiene tu nombre. Tu cometido es ser protagonista de los eventos futuros: es tu destino. El mundo es un teatro y tú eres el actor principal. Y como todo buen actor, necesitas de los aplausos del público. Por ello sueles realizar locas y arriesgadas acciones para que todos puedan ver lo importante que eres.

  • Ludo alea: tu rasgo de carácter actúa como una cuarta dignidad. Sus puntos de dinamis pueden utilizarse cuando realizas actos que te encumbran como el protagonista de la acción.


  • Nota para el Iniciador: para el personaje realizar acciones que le conviertan en protagonista es una cuestión de gran importancia. Actúa de esta forma convencido de sus capacidades y a sabiendas de que un gran destino le aguarda y le guía. No actúa motivado por la vanidad o el engreimiento, lo hace pensando que realmente es parte de su destino. Esta diferencia entre jactancia y sentido del destino es un matiz importante cuando se interpreta este tipo de carácter.


Rasgo de carácter: Metafísico
Consultando notas
“Sé que lo tengo por aquí… la carta me la envío Patroclo de Cirene… es… era un experto sobre los fantasmas femeninos que nosotros conocemos como lamias lybiacas… comentaba algo sobre su origen y pasión por la sangre… ¡aquí lo tengo!”

Debido a tu interés por los fenómenos y secretos sobrenaturales conoces a gran cantidad de estudiosos del tema, ya sea en persona o por medio de cartas. Gracias a ello puedes consultar cuestiones específicas de temas realmente escabrosos o muy especializados, ya sea consultándoles a ellos directamente o por medio de tus notas, siempre curiosas y repletas de detalles interesantes.

  • Ludo alea: invirtiendo un punto de carácter tendrías información relevante sobre un asunto concreto siempre y cuando sea de índole sobrenatural.


  • Nota para el Iniciador: el personaje posee gran cantidad de misivas, notas y pequeñas anotaciones sobre sus temas de estudio y otros relacionados. Al utilizar este anima natura lo habitual es que al consultar entre sus papiros y pergaminos encuentre algo sobre el tema que le interese. O bien, si lo crees más adecuado, consulta con uno de los sabios en el lugar, el cual le brinda información al respecto. Considera que la información representa un punto de éxito en la tirada de conocimiento apropiada.



Como puede verse por los ejemplos, los animi natura simplemente representan el poder del carácter del civite, lo que le hace diferente al resto de ciudadanos, aunque debe tenerse en cuenta, y esto es algo que gustará a los Iniciadores, que algunos antagonistas podrán hacer uso de estos animi natura, pues serán “especiales” a su vez.

Y en esto consiste parte del libellus lusitorum. ¡Los civites ahora tendrán su lugar en el Imperio!

La segunda parte del libellus se describirá próximamente.


¡Que Fortuna os sea propicia y grata!



5 comentarios:

MarioJPC dijo...

¡Buena idea! Dar color a los personajes está muy bien. Desde luego a diferentes historias, diferentes "poderes" resultan muy interesantes.

¡Ganas de ver el nuevo trabajo!

Radagast dijo...

Hmmm... esperando con ansia...

Adolfo HG dijo...

Muy interesante! ¿para cuando lo esperamos?

Pdta: ¿Las dudas sobre las reglas del juego las ponemos en los foros (Nacion rolera/SPQRol) o directamente aqui?

Un saludo.

Joaquin Torrecilla Garcia dijo...

Esta muy bien! Esperamos con ansia...

Adrián T. Rodríguez dijo...

Ave Adolfo
Sobre las preguntas es mejor en los foros, ya sea Nación rolera o Spqrol -los dos me parecen igual de geniales-. De este modo, creo que llega a más roleros que también pueden tener sus dudas. ;)