lunes, 22 de octubre de 2012

¡Desertores!, una idea de aventura para Arcana Mvndi


¡Si eres un lusitor no sigas leyendo! Advertido estás. Esta es una idea de aventura y es solo para los ojos de tu Iniciador. Si aún así lees, que Hécate te haga una incómoda visita.

Personajes recomendados: soldados de cualquier cuerpo de ejército, aunque es preferible que sean de baja o media graduación, además de legionarios o auxiliares.

Ornatus: tiempo atmosférico adverso (ventisca o nieve si se trata de alguna frontera europea; calor tórrido, tormenta de arena, en el caso de fronteras situadas en África o partes de Oriente Medio), un legionario veterano que ayude o guíe a los personajes.

Es noche cerrada. Casi todos duermen en el campamento, salvo los que desgraciadamente hacen guardia. Los personajes duermen plácidamente, agotados tras el duro entrenamiento militar al que se les somete. Cuando de repente suena un cuerno. El sonido parece lejano. No deja de sonar y al poco es acompañado del ladrido de los perros de guardia. Se oyen gritos de alarma. Con violencia abre la puerta del barracón un soldado que grita: ¡Levantaos, malditos soldados! Esta noche tenéis trabajo.

Aún presa de la confusión, el grupo de personajes se reúne ante su barracón sin comprender demasiado lo que sucede. Un centurión se sitúa ante ellos, explicando lo siguiente: un grupo de soldados ha desertado hace unos minutos. Se ha reunido un grupo de caza para capturarlos y darles su merecido. Obviamente ellos son el grupo de caza.

Los personajes miran temerosos al centurión. Tiene fama de ser brutal e implacable, duro pero un gran soldado. Se trata de Mamerco Nigrino. Este será su jefe en la cacería humana.

Este les explica que un grupo de soldados ha desertado. Alarmados por los perros de guardia, han descubierto el camino que han escogido para su huída: la frontera. Para encontrarlos contarán con dos perros que ya tienen su rastro. Los desertores son lo peor del campamento. Soldados pendencieros que han ocasionado multitud de problemas desde su llegada.

  • Nota para el Iniciador: ¿Cuántos soldados han desertado?, y ¿de qué frontera hablamos?
En el primer caso debes decidir el número de desertores según sean los lusitores que jueguen, o en proporción a los soldados que quieres estén implicados. Quizás lo más acertado sea considerar que los perseguidores serán al menos el doble de los perseguidos.
La frontera puede estar situada en casi cualquier parte: desde el frío y probablemente helado Rhenus (río Rin), la primitiva y montañosa Dacia (actual Rumania), la muralla de Adriano entre Britania y Caledonia, el duro y pedregoso desierto de Numidia o los rojizos desiertos de la Arabia Petrea. El donde determinará gran parte de la ambientación de esta aventura. Como Iniciador debes escoger la que más convenga a tus intereses.

Al poco se inicia la marcha. Los personajes llevan su equipo reglamentario, así como un par de asnos para llevar lo más pesado, sin olvidar al par de perros cazadores. Al menos dos soldados irán a caballo, para actuar como exploradores. Se debe tener sumo cuidado pues la frontera está cercana y los bárbaros suelen ser traicioneros cuando ven pequeñas partidas de soldados romanos. Nadie es de fiar, aunque las poblaciones más cercanas al Imperio suelen ser más tranquilas, habituadas al comercio con los soldados. No todos se compartan como enemigos, a menos que se les dé algún motivo.

Tras un día de dura marcha llegan a lo que se considera el fin del limes, la frontera: más allá de aquí estarán en tierra de bárbaros, donde la civilización ya no impera. Al menos el rastro parece fresco. Los desertores no deben andar lejos. Sin embargo, un día con Nigrino es como estar en el Hades. Brutal, se burla de los soldados más jóvenes, impartiendo tareas sin mesura, castigando cualquier desobediencia con su vara. La verdad es que suele tener la mano muy ligera. Se muestra arbitrario en el trato, lo que caldea el ambiente en el grupo de caza.

Pasan los días. El rastro se mantiene y es más fresco cada día. Los desertores además permanecen unidos. El tiempo no es muy favorable, lo que ensombrece el ánimo de los soldados, y especialmente el del centurión. Agrava su mal carácter. Entre los soldados se empiezan a escuchar quejas veladas, incluso alguna reunión secreta para hablar sobre la cuestión: Nigrino es un mal nacido. Algo tendrán que hacer.

  • Nota para el Iniciador: el problema de esta aventura no son los desertores. Es Nigrino. Se imaginativo en relación a su carácter brutal. Castiga a los personajes y resto de soldados con humillaciones verbales o físicas. Muestra la peor cara del ejército romano, con la siguiente idea: motivar que deseen escarmentar a Nigrino de algún modo. Incluso si lo crees posible: eliminarle. Como suele decirse, que parezca un accidente. Sin embargo, sería interesante que algunos soldados sean fieles a Nigrino, incluso en secreto (actuando de espías y chivatos del mismo.)

Finalmente llegan a un poblado bárbaro. Es casi de noche, lo prudente sería esperar a la mañana, pero el rastro de los desertores les lleva hasta allí. Entonces surge un problema. Nigrino actúa sin pensar demasiado. No tiene paciencia. Ordena a los hombres a buscar casa por casa, sin apenas preguntar, como un déspota enloquecido. Detesta y desprecia a los lugareños.

Antes de encontrar a los desertores (que están escondidos en alguna de las casas más protegidas), uno de los lugareños tiene una disputa con Nigrino, terminando con la muerte del pobre bárbaro que únicamente estaba defendiendo su casa de lo que él consideraba un invasor extranjero. Los ánimos se calientan. Lo más prudente es abandonar el lugar, y así hace Nigrino (que tampoco es idiota, solo un prepotente). Están en desventaja numérica y táctica, ya que no conocen muy bien el poblado y las posibilidades de los lugareños.

Esta “derrota” ha enloquecido aún más a Nigrino, que se muestra más brutal si cabe. La toma con casi todo el mundo. Además, a lo lejos pueden ver a los desertores en el poblado: ya tienen localizada la casa en la que se esconden. Esa misma noche irán a por ellos. La misión debe completarse. Obviamente, si un personaje no cumple las órdenes, estará desertando a ojos de Nigrino.

En este momento de la aventura puede ocurrir cualquier cosa. A continuación unos ejemplos:

  • Los personajes y otros soldados se rebelan, matando a Nigrino y sus fieles.  No quieren saber nada de los desertores, abandonando la misión. Una vez en el campamento inventarán cualquier historia. Quizás una emboscada les sorprendió, ya fuesen atacados por los bárbaros o por los propios desertores.
  • Los personajes luchan contra Nigrino, pero son derrotados. El centurión les llevará al campamento para que sean ajusticiados. En este caso lo interesante sería que uno de los personajes logre huir de la lucha. La única esperanza que tiene de salvar a sus compañeros está en los desertores. Curiosamente estos habían huido cansados de la brutalidad de Nigrino. Obtener su ayuda no será difícil, además de la de los lugareños.
  • Soportan estoicamente a Nigrino. Durante la noche entran furtivamente en la casa de los desertores. Durante una corta trifulca matan a algunos y se llevan al resto. Si los lugareños son alertados puede que luchen contra los romanos, aunque lo harán sin arriesgar demasiado. Es posible que les dejen marchar y los hostiguen durante unos días. Una vez en el campamento, Nigrino sin reparo alguno asegurará que el merito de la misión es suyo, ignorando o atribuyéndose incluso las posibles ideas de los personajes.

Como puede verse, la idea de la aventura es mostrar uno de los aspectos más brutales e injustos del ejército romano: la impunidad de algunos centuriones. Según se plantee la aventura puede durar una o dos sesiones de juego. Ideal para complementar el entrenamiento o primeras misiones de unos personajes bisoños.

¡Salve Iniciadores del Arcana Mvndi!

lunes, 15 de octubre de 2012

Curiosidades del mundo antiguo: candados romanos

Cerrajeros trabajando

¿Empleaban los romanos candados para custodia de sus pertenencias? Es fácil recordar o saber que los romanos utilizaban comúnmente cerraduras, con sus correspondientes llaves, pero los candados son otro asunto, pudiendo decirse que son una evolución de las mismas. De hecho, los romanos fueron los inventores de este objeto que puede decirse no deja de ser una cerradura portátil con su llave correspondiente (aunque los chinos a su vez inventaron su candado, más o menos por las mismas fechas).

Los romanos utilizaban candados en su vida cotidiana, especialmente para guardar sus pertenencias más apreciadas en cofres y otros muebles, así como para cerrar las rejas de sus comercios o los grilletes de prisioneros, condenados y criminales.

La artesanía de llaves, cerraduras y candados se denominaba ars clostraria, practicado por artesanos cualificados y apreciados. No solo se estimaba la fiabilidad de tales objetos, sino su belleza. La mayoría decorados con rostros de animales (los más empleados leones, panteras, perros guardianes, jabalíes o caballos), aunque la variedad era inmensa, pudiendo encontrarse con símbolos propios de las divinidades o sus efigies (especialmente Mercurio, protector de los ladrones), flores o pájaros. Tan decoradas estaban algunas de las cerraduras que eran difíciles de apreciar a simple vista, pasando desapercibidas, ocultas al ojo inexperto, lo que las hacía más eficaces contra los inoportunos ladrones.

Como puede verse, la decoración de estos objetos se hacía a gusto del consumidor, o bien como seña de identidad del cerrajero, según el caso. La mayoría elaborados en bronce con algunos elementos fabricados en hierro: este último metal se oxida con cierta rapidez y por ello era menos utilizado. Algunos prohombres excéntricos y adinerados podían tener candados en oro o plata.

El tipo de candado más empleado es el llamado “de barril”, debido a su forma cilíndrica. Parecido a un tambor macizo, de bronce y recia consistencia. Tal era su fiabilidad que era el más empleado en los diversos ejércitos de Roma. Especialmente para proteger el cofre donde se guardaba el salario de los soldados, documentos oficiales, otras pertenencias de valor o bien alguna celda para custodia de prisioneros de cualquier tipo.

A continuación algunos ejemplos arqueológicos de candados:





Espero que esta entrada resulte útil para las partidas en Arcana Mvndi, pues creo que no pocos lusitores o Iniciadores desconocían que los romanos ya empleaban candados.

lunes, 8 de octubre de 2012

Sabiduría popular: algunas curiosidades oníricas


Sueños y pesadillas… ¿quién no ha pensado en más de una ocasión que tras nuestras ensoñaciones nocturnas no se ocultan presagios, advertencias sobre el futuro, incluso la comunicación velada de aquellos que ya no están entre nosotros con quién sabe que intención? Pues la mentalidad antigua, ya fuese la tan celebrada racionalidad griega o la sorprendente superstición romana, no se libraba de ello.

Aunque muchos pensamos en oráculos y sacerdotes, el común de los mortales y no pocos honestiores (senadores, caballeros, prohombres adinerados) acudían a intérpretes de sueños. Charlatanes y embaucadores la mayoría, existía una minoría que realmente estudiaba estos temas con profusión, y digamos, que profesionalidad. Entre muchos tenemos a Artemidoro de Éfeso (S. II d.n.e), célebre sobre todo por llegarnos su obra magna a través de los siglos. Se trata del Onirocrítico, o libro sobre “La interpretación de los sueños” (en cinco tomos). Viajero empedernido, recorrió gran parte del Imperio, lo que enriqueció su bagaje cultural y la oportunidad de ejercer su profesión cuando acontecían los grandes eventos deportivos y religiosos de su época.

Cabe explicar que estos intérpretes iban de ciudad en ciudad, ofreciendo su sabiduría en las mismas calles, con un simple taburete y poco más. Una especie de buhoneros a la par que filósofos y sacerdotes que ayudaban con sus consejos a aquellos preocupados con los mensajes secretos y esquivos que aparecían en sus sueños. Artemidoro actuaba de tal modo pero se consideraba un profesional honesto, no un embaucador. Incluso leyendo el Onirocrítico este advierte a su hijo (parte del libro está dedicado a este) sobre las prácticas de esos individuos que hacen aún más difícil su profesión. Ciertamente la lectura de la edición de la Biblioteca Clásica Gredos es sumamente útil pues detalla ese raro mundo que rodeó a los intérpretes de sueños.

Al caso la idea de esta entrada es poner algunos de los ejemplos que aparecen en el Onirocrítico para su utilización en Arcana Mvndi. Espero que sea útil y que “pique” la curiosidad a más de uno. De hecho, no redactaré las entradas al completo por su extensión, siendo excesiva para la intención de esta entrada:

  • Tener la cabeza de un animal

“Soñar que se tiene una cabeza de león, lobo, leopardo o elefante en lugar de la propia es un signo favorable […] alcanzará la victoria y obtendrá muchos beneficios […]. Soñar que se tiene una cabeza de perro, caballo, asno o de cualquier cuadrúpedo, o incluso de un volátil, significa servidumbre y miseria […].”

  • Tener cuernos

“Soñar que se tiene cuernos de toro o de algún animal fiero conduce asimismo a una muerte violenta y, en la mayoría de los casos, predice que el sujeto de la visión perecerá decapitado, pues esto les acontece a los animales portadores de cuernos (en los sacrificios).”

  • El pugilato

“El pugilato es perjudicial para cualquier individuo, en cuanto anuncia perjuicios, además de deshonras, pues el rostro queda desfigurado y hay derramamiento de sangre, y ésta se pone en relación habitualmente con el dinero. Únicamente beneficia a los que se ganan la vida gracias a su contacto con esta sustancia vital, esto es, médicos carniceros y cocineros.”

  • La lucha

“Entablar un combate con un pariente o un amigo significa que mediarán enfrentamientos y discusiones con él. En caso de que existan rivalidades, el que de ellos dos obtenga la victoria en la visión onírica, también la conseguirá en la realidad […].
Pelear con uno a quien no se conoce acarrea riesgos motivados por males físicos. […].
No es en absoluto positivo que un hombre compita con un adolescente. Si lo vence, provocará el entierro de alguien, y si es derrotado tendrá que soportar, además del esfuerzo inútil, escarnio y dolencia […].”

  • Los baños

“[…] tomar un baño en unas instalaciones confortable, luminosas y dotadas de una buena temperatura ambiental es un presagio favorable que se traduce en prosperidad y éxito para los que están sanos y en salud para los enfermos, pues lavarse es propio de las personas que gozan de una buena disposición física y que no están acuciadas por la necesidad. Pero si alguien realiza esta acción de manera inconveniente, el sueño no resulta propicio. Por ejemplo, si se entra vestido en el agua del caldario, ello anuncia una enfermedad y grandes angustias […]. También es un signo negativo para un pobre bañarse en medio de los cuidados y de las atenciones de muchas personas: esto equivale a un gran mal […]. Por la misma razón es nefasto que un rico se bañe solo […].”

  • Las bebidas

“Beber agua fresca es buena señal para todos. El agua caliente pronostica en general una enfermedad o inactividad […]. Tomar vino moderadamente en recipientes pequeños y sin emborracharse es un signo positivo […].
Degustas vino mezclado con miel, o extraído de manzanas, o preparado con hidromiel, o elaborado con baya de mirto o de cualquier otra forma adecuada, constituye un indicio favorable para los ricos, pero es negativo para los pobres, ya que éstos no prueban semejantes bebidas a no ser que se vean obligados por una enfermedad. Soñar que se bebe vinagre vaticina riñas con los familiares […]. Paladear garum significa consunción […]. Ingerir aceite de oliva anuncia una pócima o una enfermedad […]”

  • Las relaciones sexuales

“[…] Si uno imagina que posee a una mujer desconocida, en el caso de que tenga buen tipo, sea bonita, lleve una vestimenta cara y refinada, joyas de oro y se entregue de buen grado, todo ello constituye un buen presagio para el sujeto y le profetiza la obtención de un éxito no deleznable. Si, por el contrario, se trata de una vieja repugnante, deforme, mal vestida, desagradable y recalcitrante, entonces el sueño significa lo contrario que el precedente. […].
Unirse con una esclava o un esclavo propios resulta señal beneficiosa, porque los servidores pertenecen al que sueña […]. Ser poseído por un siervo no es un buen presagio, pues significa que el dueño es despreciado y perjudicado por su subordinado. Y lo mismo si se trata de un hermano –ya sea mayor o menor- o de un enemigo.
Si uno sueña tocarse el pene con las manos, tendrá relaciones sexuales con un esclavo o esclava por el hecho de que las manos que ha llevado sobre el miembro están a su servicio. Si esta persona carece de criados, sufrirá un daño a causa de que ha derramado su semen en vano […].”

  • Las relaciones contra natura

“[…] Soñar que uno copula consigo mismo vaticina a un rico la pérdida de su patrimonio y una gran indigencia y hambre por cuanto que no tiene a alguien a su lado. A un pobre, una grave enfermedad o terribles torturas […].
En el caso de que una mujer posea a una persona de su mismo sexo, compartirá sus propios secretos con su compañera. Y si ésta la desconoce, emprenderá insensatas iniciativas. Si ella es el elemento pasivo, se separará del marido o se quedará viuda. También recibirá las confidencias de su pareja en no menor medida.
Tener trato carnal con un dios o diosa, o bien ser poseído por una divinidad pronostica la muerte para quien está enfermo, pues el alma predice el encuentro o la unión con las instancias sobrenaturales precisamente cuando está a punto de abandonar el cuerpo en el que habita. A los demás el sueño les anuncia ayudas de parte de los superiores, si el contacto es placentero; en caso contrario, miedos y perturbaciones. Solamente no es favorable la cópula con Ártemis, Atenea, Hestia, Rea, Hera y Hécate […]. Unirse a la Luna resulta beneficioso a los armadores, a los pilotos, a los comerciantes, a cuantos observan el firmamento, a los que disfrutan con los viajes y a los vagabundos; a los demás les anuncia que sufrirán hidropesía (suele estar asociada a males del corazón, los riñones o el aparato digestivo) […].
Tener relaciones sexuales con un muerto, sea hombre o mujer –salvo si se trata de la madre, hermana, esposa o amante- y ser poseído por un difunto es muy perjudicial […].
Si alguien sueña que copula con cualquier fiera y es él personalmente quien la cubre, recibirá algunas ayudas de una persona que tenga correspondencia con dicha fiera […]. En cambio, si es cubierto por ella tendrá que soportar acciones violentas y malvadas […].”

  • Soñar con animales

“[…] Las cabras no son buenas, ni las blancas ni las negras […].
Los asnos que llevan una cierta carga, se someten a su conductor, están saludables y marchan con un paso ágil son un buen augurio para los matrimonios y las asociaciones […].
Los bueyes de labor son propicios para todos, pero los que van en manada significan tumultos y alborotos por causa de su nombre (en griego es similar a “gritos”).
El todo indica un peligro que se sale de lo corriente, sobre todo si adopta una actitud amenazante o persigue.
Soñar con un león manso que mueve la cola y se aproxima inofensivamente puede ser una buena señal que procura beneficios a un soldado de parte de un general, a un atleta en virtud de sus buenas condiciones físicas, a un simple ciudadano de su gobernante y a un esclavo de su dueño […]. Ver en sueños unos cachorros de león es propicio para todos por igual y, en la mayoría de las ocasiones, predice el nacimiento de un hijo […].
La pantera, a causa de su piel moteada, equivale a seres astutos y malvados y, en su mayoría, procedentes de pueblos en los que una gran parte de sus habitantes tienen la costumbre de tatuarse […].
El oso se corresponde con una mujer […] y pronostica dolencia por su ferocidad, y agitación y traslados […].
Soñar con un elefante fuera de Italia o de la India predice peligro y temor a causa de su color y tamaño.
El lobo […] equivale a un enemigo violento, rapaz, malvado y que sale al encuentro abiertamente.
La zorra tiene los mismos significados que el lobo, pero se distingue en que los enemigos no atacarán a las claras, sino mediante ocultas maquinaciones. En las más de las ocasiones indica que las personas hostiles son mujeres.
El mono simboliza a un hombre bribón e impostor […].
Una hiena hace referencia a una mujer andrógina o hechicera, y a un hombre afeminado e innoble.
El jabalí anuncia a los caminantes o navegantes una fuerte tempestad […].
Las ranas simbolizan a personas charlatanas y groseras, pero resultan favorables a los que se ganan la vida gracias a las masas […].”

  • Caminar sobre el mar

“Caminar sobre el mar es un buen presagio para quien desea emprender un viaje y, en particular, si se dispone a hacerlo por mar. Ciertamente, este sueño anuncia una gran seguridad […].”

  • Espinas y aguijones

“Las espinas y los aguijones anuncian dolores por ser punzantes; impedimentos por su capacidad de fijación, y preocupaciones y aflicciones por su dureza. Asimismo, para muchos significan amores, y agresiones tramadas por hombres malvados […]. Las espinas predicen agravios inflingidos por mujeres, y los aguijones, por hombres.”

  • Las estatuas

“Las estatuas de bronce que se mueven, si son de grandes proporciones, simbolizan el bienestar, las ganancias y entradas de monedas a causa de la traslación del metal. Pero, si son de un tamaño desmesurado, sea cual fuere su forma de desplazamiento, producirán temores y peligros extraordinarios, pus su movimiento suscita –como es lógico- miedo y perplejidad en los espectadores […].”

  • El reloj

“Un reloj indica actividades, iniciativas, movimientos y proyectos de empresas, puesto que los hombres obran prestando atención a las horas. Si este objeto se cae o rompe, es un signo desfavorable y fatal, particularmente para los enfermos […].”

Estos son unos pocos ejemplos de lo que ofrece el gran Oneirocrítico. Espero que sea útil a más de un Iniciador cuando desee incluir alguna ensoñación a un personaje durante una de las muchas noches que se viven jugando a Arcana Mvndi. ¡Que Morfeo no se burle demasiado de vosotros, soñadores!

lunes, 1 de octubre de 2012

Lectura recomendada: Un día en la antigua Roma


Quizás la mejor presentación que se puede hacer del siguiente libro es el sobrenombre que acompaña a su título: vida cotidiana, secretos y curiosidades, un perfecto resumen de la presente obra.

Escrita amenamente por el italiano Alberto Angela (aunque nacido en París, Lutecia para más señas), y editada por La esfera de los libros, la obra se centra en las costumbres de los antiguos romanos, destacando la variedad de las mismas, pues no se limita a mostrar lo que la mayoría de los libros sobre hábitos y tradiciones destacan.

Esta obra sería la perfecta pareja de la anteriormente reseñada: La antigua Roma por cinco denarios al día, combinando ambas se desplegaría todo el esplendor y miserias de aquel mundo, incluso en aquellos pasajes que nos puedan parecer contradictorios (paradojas de la investigación histórica, ya que Roma había más de una, por decirlo de algún modo). Perfectas para ambientar cualquier partida en Arcana Mvndi, o bien cualquier juego de rol basado en Roma (ya sean publicaciones "oficiales" o de aficionados).

Los capítulos se desarrollan siguiendo un patrón horario: desde el despertar de la ciudad hasta la llegada del ocaso, con inclusiones sobre curiosidades, algunas cifras y detalles relacionados con los eventos mencionados.

Pero como siempre destaco, la mejor manera de comprender este tipo de libros es observar su índice, en este caso sumamente extenso, hasta completar las 380 páginas de esta obra. Cabe decir que las cifras que anteceden a los capítulos son las horas aproximadas de aquello que se describe:

Índice temático
Introducción
El mundo de entonces
Unas horas antes del alba

Curiosidad, las cifras de Roma, la Ciudad Eterna

6:00 La domus, la casa de los ricos
6:15 La decoración, un gusto muy romano
6:30 El despertar del dominus
7:00 Vestirse a la romana
7:10 La moda femenina
7:15 Toilette masculina en la época romana
7:30 Secretos para ponerse guapa hace dos mil años
8:00 Primer desayuno «a la romana»
8:30 ¡Abrid las puertas!
Sobrevolando Roma entre los velos de la mañana
Perdone, ¿sabe qué hora es?
8:40 Barberos y primeras faenas
La insula, un mundo aparte

Curiosidad, los «rascacielos» de Roma

8:50 El rostro humano de las insulae
9:00 El rostro inhumano de las insulae

Curiosidad, ¿Roma como una gran acampada?

9:10 Las calles de Roma
9.20 Tiendas y talleres
9:40 Encuentro con una divinidad
9:50 ¿Por qué los romanos tienen unos nombres tan largos?

Curiosidad, los nombres de los romanos

9:55 Los juegos de los romanos
10:00 El latín de las calles en Roma
10:10 Ir al colegio… en la calle
10:20 El Foro Boario, el mercado de ganado
Todo bien es atraído hasta Roma
10:30 Atmósferas indias por las calles de la antigua Roma
10:45 Breve parada en un oasis de paz y de obras maestras
Retrato robot médico de los romanos:
¿Roma como el Tercer mundo?

Curiosidad, la población de la antigua Roma

Los ocho grandes problemas de la antigua Roma (idénticos a los modernos)
11:00 El mercado de esclavos
          Un fugaz encuentro con una vestal novicia

Curiosidad, breve historia de los Foros de Roma

11:10 Llegada al Foro romano
11:30 La Basílica Julia, una catedral para los tribunales de Roma
El Senado de Roma
Mientras tanto, en el Coliseo

Curiosidad, animales en el Coliseo

11:40 Los Foros imperiales, de paseo entre los mármoles

Curiosidad, Forma Urbis, el mapa en mármol del catastro de Roma

11:50 Los «WC» en la antigua Roma
12:00 Nacer en Roma
12:20 Encuentro con Tácito
12:30 el Coliseo, el momento del suplicio

Curiosidad, la muerte como espectáculo

13:00 Como almuerzo, un tentempié en el bar

Curiosidad, ¿Cuánto vale un sestercio?

13:15 – 14:30 Todo el mundo en las termas

Curiosidad, cómo nacieron las mayores termas del Imperio

15:00 Entramos en el Coliseo

Curiosidad, los secretos del Coliseo

15:30 ¡Llegan los gladiadores!
16:00 Invitar al banquete

Curiosidad, joyería de oro en el cuello de los romanos

20:00 Es el momento de la commissatio

Curiosidad, ingredientes, peculiaridades y alguna receta

La evolución de la sexualidad romana
21:00 El sexo de los romanos
24:00 Un último abrazo

Agradecimientos

¡Espero que disfruten de esta obra tan práctica, lusitores!